Dulces Sonrisas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Alguna duda de que la práctica budista pura y sincera nos da paz y felicidad?

Todos nos hemos preguntado alguna vez cómo ser felices, cómo encontrar paz con los demás, con lo que nos rodea y con lo que experimentamos en el corazón. Cuando encontré las enseñanzas Budistas de Venerable Geshe Kelsang Gyatso todas las dudas se disiparon. Bastó con mirar su fotografía para saber que era él, y nadie más, quien tenía la manera de ayudarme a lograr paz interior. A lo largo del camino dentro de la Nueva Tradición Kadampa las apariencias han sido un abanico multicolor de experiencias que sin lugar a terminan siempre en una inmensa sonrisa de satisfacción ¿porqué? porque el agradecimiento a la bondad de Geshe-la nos inspira a devolver su amor poniendo empeño en aplicar las enseñanzas que nos da, y por tanto, mi vida ha cambiado diametralmente de pensar que la felicidad era un sueño, a vivir directamente el hecho de que el sufrimiento es un sueño del que se puede despertar, y la felicidad una realidad permanente a la que se abren los ojos después de esa pesadilla.

Definitivamente, llegar a esta conclusión no es posible sin los compañeros de la Sangha. ¡La Sangha! Compañeros del camino espiritual que surgen de la bondad del Guru y la fe del discípulo ¿de donde más si no? Porque es muy fácil convertir todo lo que experimentamos en un mara destructivo que nos hunda aun más en el ciclo sin control de sufrimientos… en el océano inconmensurable de la sin razón, de la locura del razonamiento lógico de esta vida moderna, inteligente y auto gestionable. Sin embargo, con el paso del tiempo y una mente abierta y dispuesta a permitir las modificaciones necesarias, se aprende a encontrar al Guru en cada cosa que aparece, a curar a través del Dharma el sueño desagradable de la complacencia y mirar a la Sangha en todos los compañeros de viaje que nos acompañan.

Ser una sonrisa en el intento espiritual de todos los seres es un milagro que surge siempre y solo de la mente feliz de aquellos que encuentran el camino a adentro, borrando la ilusión de lo inexistente. Mirando las sonrisas del corazón en la cara de todos los compañeros del camino uno no puede hacer más que rendirse y decidir probar lo mismo que ellos hacen, seguirlos en el camino y olvidarse de las dudas… porque todos queremos ser felices, y en esas hermosas sonrisas, en esas mentes felices, sinceras y amorosas esta la prueba de que es posible.

Gracias a todos por sonreír y mostrar a los demás como la practica de la virtud es la fuente suprema de la felicidad permanente.

5 respuestas a Dulces Sonrisas

  1. Silvia Quesada dijo:

    ¡¡ESTÁ BELLÍSIMO!! Tengo preciosas fotos de las personas en los festivales y celebraciones. Escríbeme y me las pides, para que puedas usarlas acá. Es muy inspirador.

    Me gusta

  2. Gracias por este blog y por tan hermosas fotos…!
    Que sea un espacio abierto para dar y compartir experiencias y momentos
    de nuestra vida diaria intentando practicar lo mejor que se pueda..y a veces
    tropezando y volviéndonos a levantar…Felicidades..!

    Me gusta

  3. Judith García dijo:

    Wow! No había tenido el mérito de ver la página, muchas gracias por la bondad de permitirnos compartir las enseñanzas de Gueshela y esas imágenes que tienes. Mi vida ha cambiado x completo gracias a las enseñanzas de los Budas, cuánta bondad y cuán afortunados somos de poder sonreír con nuestra mente interna sin depender de las condiciones externas!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s