Avanzando en el camino espiritual cuando es complicado acceder a un centro de Dharma 2


Kadampa working dad en Español               Por Kadampa Ryan

Disipando creencias erróneas sobre la vida espiritual en momentos en los que el acceso a un centro de Dharma es complicado

No hace falta decir que el acceso constante a un centro de Dharma es algo bueno. Gueshe-la no hubiera trabajado tan duro para establecer centros de Dharma alrededor del mundo, ni nos hubiera implorado que ayudáramos y contribuyéramos a su desarrollo si no fueran objetos supremamente sagrados en este mundo. Al explicar cómo es que se puede progresar espiritualmente sin acceso constante a un centro de Dharma existe el peligro de que algunas personas malinterpreten lo que se dice, pensando que lo que se está diciendo es que los centros de Dharma no son importantes y que no es necesario hacer un esfuerzo para que sean parte de nuestra vida. Algunas personas que tienen acceso constante a un centro creen que es bueno si la gente piensa que es “malo” el no tener acceso constante a un centro de Dharma porque entonces van a estar motivados para superar sus “obstáculos”. A veces este pensamiento está motivado por una creencia genuina de que el asistir regularmente al centro de Dharma es una condición necesaria para el progreso espiritual, otras veces está motivado por un apego, que tal vez no sabemos que existe, a que la gente asista al centro. Independientemente de las razones, algunas personas se muestran renuentes a explicar cómo es que se puede avanzar espiritualmente aún sin tener acceso constante a un centro. Yo diría que si realmente se está motivado por la compasión, para ayudar a las personas a lograr tener acceso constante a un centro de Dharma, es necesario ayudarles a transformar la vida sin ese acceso. ¿Por qué? Debido a que al transformar nuestra vida creamos las causas kármicas para que algún día tengamos acceso constante a los mismos. Y mientras tanto, esto le permite a la gente continuar adelante con su vida espiritual, sin aferrarse a “obstáculos fantasma” a su práctica.

Lo primera cosa, y la más importante de todas, es darse cuenta de que todas los tipos de vida son igualmente vacíos, por lo que son todas igualmente transformables en el camino rápido a la iluminación. Es perfectamente posible que alguien tenga acceso constante a un centro de Dharma y las enseñanzas que en este se imparten pero no logre hacer ningún progreso espiritual en absoluto; del mismo modo es posible que alguien nunca pise un centro de Dharma y progrese con rapidez a la iluminación. Vayamos un poco más allá, todos los centros de Dharma son igualmente vacíos. Externamente todas las características de un centro de Dharma pueden estar presentes pero los miembros de la comunidad no lo están; en palabras de Venerable Tharchin «el conjunto de realizaciones espirituales de sus practicantes unidas por el amor que se tienen mutuamente», y es igualmente posible que ninguna de las características externas de un centro estén presentes y sin embargo, uno se sienta diariamente como si estuviera viviendo en un centro de Dharma. Algunas personas, por ejemplo, no tienen la posibilidad de llegar a un Festival de Dharma, pero si durante el Festival el practicante adopta “una mente de Festival”, todo lo que le suceda durante ese tiempo será para esta persona “su Festival”. Si tenemos acceso constante a un centro de Dharma o no es, a final de cuentas, un estado mental. Tan pronto como adoptamos este estado mental, sin importar donde nos encontremos externamente, podemos, de forma totalmente válida, experimentarnos a nosotros mismos como “estando en un centro de Dharma”.

taxista-14436793 (1)La diferencia entre un practicante de Dharma y un maestro de Dharma cualificados es similar a la diferencia que hay entre alguien que maneja diariamente a su trabajo y un taxista. Una persona que maneja diario al trabajo sabrá muy bien cómo llegar de su casa al trabajo en el centro de la ciudad, e incluso se podrá saber algunos atajos que le permitan evitar la mayor parte del tráfico. Pero si se les pregunta cómo llegar a su trabajo saliendo desde otro punto, no sabrán hacerlo. Un taxista con experiencia, sin embargo, sabe todas las rutas diferentes que pueden tomarse para llegar al centro de la ciudad, independientemente de donde sea el punto de partida. Ellos se saben todas las rutas e incluso los atajos saliendo desde cualquier lugar donde se encuentren. De la misma manera, un practicante de Dharma cualificado sabrá cómo transformar su vida y llevarla a través del camino rápido a la Ciudad de la Iluminación, incluso podrá saber algunos atajos en el camino; pero no necesariamente sabrá cómo transformar una vida distinta a la suya, y llevarla a través del camino rápido. Un profesor de Dharma cualificado, por el contrario, es como un conductor de taxi que entiende que todos tenemos nuestro propio y único punto kármico de partida dentro del camino espiritual, por lo que la ruta a la iluminación que cada uno será necesariamente distinta. Al entender esto, en el lapso de muchos años trabajando con una amplia variedad de practicantes, se vuelven como un taxista experto que sabe cómo llegar desde cualquier lugar al centro de la ciudad de la iluminación.

Los problemas surgen, sin embargo, cuando un practicante hace primeramente la transición a convertirse en maestro, y por error, se aferra a que hay una sola manera de hacer las cosas – la manera en la que ellos lo hacen. Como resultado de esto, los consejos que dan estas personas pueden ser perfectamente apropiados para alguien que está viajando por el camino como lo han hecho ellos pero totalmente erróneos para alguien que está empezando su viaje desde un punto de partida kármico distinto. Por ejemplo, es posible que abandonar nuestros hijos, trabajo y familia sea lo indicado para una persona, lo cual no significa sin embargo, que sea lo mejor para todos los demás. Me he dado cuenta que la mayoría de los consejos de Dharma que da la gente son, si lo checamos, los razonamientos que nosotros mismos hemos utilizado para tomar las decisiones espirituales que hemos hecho. Esta forma de pensar puede ser correcta para nosotros, pero debemos tener cuidado al suponer que es igualmente adecuada para todos los demás. De manera similar, cuando recibimos consejos de Dharma de nuestros maestros o amigos espirituales, debemos siempre tener en cuenta que el hecho de que una determinada manera de hacer las cosas funcionara para los demás no significa necesariamente que lo hará para nosotros. Es fácil apegarse a lo que nuestros maestros y amigos espirituales piensan de nosotros, y nos lastima cuando sentimos que nos están juzgando por tomar decisiones espirituales que ellos consideran equivocadas. Cuando esto sucede, la gente por lo general cae en uno de los dos extremos siguientes: o bien asumen que el maestro esta correcto y comienzan a tomar decisiones que dado a su contexto individual podrían no tener ningún sentido, o asumen que el maestro está mal y terminan perdiendo la fe y abandonándolo todo. El camino medio es entender que lo que el maestro está diciendo fue bueno para ellos, pero tenemos que checar y ver si lo que están diciendo es correcto también para nosotros.

El karma hace de todas nuestras experiencias algo único e individual. Es por eso que el camino espiritual es diferente para cada uno, y las enseñanzas de Buda son consejos personales.

El karma hace de todas nuestras experiencias algo único e individual. Es por eso que el camino espiritual es diferente para cada uno, y las enseñanzas de Buda son consejos personales.

Al final nuestro trabajo es muy simple: Si podemos accesar a un centro de Dharma hemos de hacer todo lo posible por asistir continuamente y recibir enseñanzas, pero también hemos de aceptar nuestro karma cuando no podemos. Tenemos que entregar nuestra vida y nuestro karma a Dorje Shugden, nuestro Protector del Dharma, y pedirle que transforme nuestra vida en enseñanzas de Dharma y cualquier lugar donde estemos en nuestro centro de Dharma. El trabajo de Dorje Shugden es arreglar las condiciones externas e internas perfectas necesarias para que sea posible iluminarnos rápidamente. Algunas personas creen erróneamente que sólo puede hacerlo con nuestro karma virtuoso, pero en realidad nuestro Protector del Dharma es especialmente hábil transformando la maduración de nuestro “karma negativo” en las enseñanzas más transformadoras de Dharma que podamos tener. Si es capaz de transformar nuestro peor karma negativo en el camino, entonces, ciertamente, tiene el poder de transformar lo que sucede en nuestra vida en una “enseñanza del Dharma”, y cualquier lugar donde nos encontremos en nuestro “centro de Dharma.”

Muchos de nosotros nos aferramos a una idea fija de lo que significa llevar una vida espiritual, pensando que ésta es llevada tan sólo por alguien que deja atrás los mundos laboral y familiar, para dedicarse a una vida de meditación, retiro y trabajo en un centro de Dharma. Es cierto que esta es una manera de llevar la vida espiritual, una manera de la cual debemos regocijarnos profundamente; pero de ninguna manera es la única forma de hacerlo. Después de la publicación de Budismo Moderno, Gueshe-la dijo que nuestra misión ahora es “lograr la unión del Budismo Kadampa y la vida moderna.” Las vidas modernas son increíblemente diversas en su naturaleza, y todas ellas tienen el mismo potencial para ser Caminos Rápidos a la Iluminación.

Debido al karma acumulado durante innumerables vidas pasadas ahora nos encontramos con alguna forma de vida moderna – cualquiera que esta sea. Nuestro trabajo es traer el Dharma Kadam a nuestra vida y hacer realidad la su unión. Una y otra vez Gueshe-la nos ha dicho que “todo el mundo necesita Dharma Kadam.” Esto no significa que todo el mundo necesita convertirse en budista, significa que todo el mundo puede beneficiarse de integrar la sabiduría Kadampa en a sus vidas. La única forma en la que serán capaces de hacerlo es si nosotros, los practicantes Kadampas de este mundo, aprendemos a hacer lo mismo. Si nos aferramos a que el Dharma Kadam puede ser practicado únicamente llevando una forma de vida, su alcance en este mundo será extremadamente limitado. Si por el contrario aprendemos cómo llevar el Dharma Kadam a cualquier tipo de vida, vamos a ayudar a cumplir la visión de Gueshe-la de llevar el Dharma Kadam a la vida de todos los seres.Dibujo En resumen, como dice Venerable Tharchin, cada uno de nosotros necesitamos “asumir nuestro lugar en el mandala.” Cada uno de nosotros tenemos un papel que desempeñar, y ese papel es demostrar cómo es que cualquier tipo de vida que tengamos (incluyendo una en la que no se tiene acceso constante a un centro de Dharma) puede ser un camino rápido a la iluminación.

Acerca de belikeawaxingmoon

Practicante de la Nueva Tradición Kadampa
Esta entrada fue publicada en Kadampa Working Dad en Español y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s